Consejos TerapéuticosProteinas

Salmón en la dieta ¿sí o no?

La pregunta es, ¿qué pasa con el salmón? Es ampliamente difundido que su consumo es beneficioso ya que el salmón es un pez que proporciona una gran cantidad de grasas omega-3 y es bajo aporte en mercurio.

Sin embargo, es bueno saber que hay que contemplar algunas preocupaciones. Veamos cuáles son:

• Si bien son bajos, no deja de presentar  niveles de algunos contaminantes, como los PCB, que se encuentran en la grasa de salmón de piscifactoría. ¿Qué son los PCB? Menos conocidos como bifenilos policlorados, los PCB también conocidos como askareles o PCD´s son compuestos químicos formados por cloro, carbono e hidrógeno. Éstos pueden entrar en el cuerpo a través del contacto con la piel, por la inhalación de vapores o por la ingestión del alimentos que contengan residuos del compuesto, entre ellos, precisamente, el salmón.

• La transferencia de enfermedades y parásitos a partir del cultivo de salmón salvaje.
• La contaminación y los residuos de las granjas de salmón.

Es bueno acotar que siempre el salmón salvaje presenta niveles inferiores en PCB y por lo tanto, desde el punto de vista ecológico tienes menos  preocupaciones al consumirlo, respecto al salmón de cultivo o  piscifactoría.

Afortunadamente, la mayoría del salmón en conserva es salvaje. Si quieres tomar más precauciones aún, una forma de disminuir la cantidad de contaminantes en el salmón, es quitar la grasa y la piel antes de cocinar.

Prepararlos al grill, a la parrilla o en una barbacoa, es una garantía de que el exceso de grasas puede escurrir y el pescado sea más saludable aún.