Consejos Terapéuticos

Ser soso es ser saludable

ser-soso-es-ser-saludable-150x150

Ser soso es una de las peores cosas que nos pueden pasar, las frases como : ¡Qué soso eres! siempre han tenido una connotación negativa. Pero los tiempos cambian que es una barbaridad, Don Hilarión dixit, y ahora ser soso es lo mejor para nuestra salud.

Este asedio a la sal comenzó hace años por el pan y ha continuado por la ausencia absoluta de saleros en los restaurantes. La Unión Europea estima oportuno el consumo de sal en 5 gramos al día, es decir, una cuchara de postre.

En España consumimos 11 gramos al día. La ensalada, el gazpacho y la que añadimos de más nos lleva a un consumo demasiado elevado de este ingrediente. Pero el problema no reside en lo que esto supone para el organismo (la tensión arterial sube, retención de líquidos…etc.) sino en cómo controlan los restaurantes la medida de sal.

Es decir, si el cocinero le ha echado un pellizco de sal…¿de cuántos gramos estamos hablando?, ¿habrá que tomarlo todo sin sal?, ¿la sustitución de la sal por especias es positiva? Son muchas las preguntas para un país que no acostumbra a informar del aporte nutricional de los platos que venden.

En Estados Unidos se llega a la obsesión más absoluta pero al menos todo está claro. Ahora bien, imaginad que estáis en una pastelería y cada pastel tiene debajo las calorías que contiene. Así es en el citado país, allá cada cual con lo que ingiera, pero luego que no diga que ha engordado demasiado.

Pues con la sal tendrán que hacer lo mismo en nuestro país. Mucho nos tememos que para ver esto en los bares españoles pasarán algunos siglos.