Frutas

Sirve melón en tu mesa

Cantaloupe melon

El melón es una de las frutas que más consumimos debido a su excelente sabor y propiedades nutricionales. Casi todos en verano ponemos un melón como postre, una costumbre muy sana que no debemos perder. En España, uno de los mayores consumidores de esta deliciosa fruta, se cultiva sobre todo en la Comunidad Valenciana, Cuenca, Murcia, Almería, Ciudad Real y Madrid. La temporada del melón es de junio a septiembre y para saber si está maduro debemos olerlo y notar que desprende un aroma dulce y delicado. Si todavía estuviese verde lo podemos dejar fuera de la nevera, aunque una vez abierto lo mejor es conservarlo en el frigorífico con plástico tipo film para que no absorba el resto de los olores.

Para toda la familia

Un melón puede llegar a pesar hasta cuatro quilos y el color de la piel puede ser verde, amarillo, naranja o blanco. Destaca por su sabor dulce y refrescante, por lo que además de como fruta o postre se puede consumir en forma de crema fría, en brochetas, como entrante acompañado de jamón serrano, con helado, en macedonia…

El melón gusta a casi todos los miembros de la familia, por lo que intentaremos que los niños se acostumbren a tomarlo desde pequeños, ya que de esta forma en vez de dulces o bollería industrial pueden consumir fruta, lo cual repercutirá favorablemente en su salud y sus hábitos alimenticios.

Propiedades del melón

El melón destaca principalmente por su contenido en agua, alrededor de un 90%, por lo que apenas aporta calorías, nos ayuda a mantenernos hidratados y ejerce una acción diurética muy beneficiosa.

El melón contiene hidratos de carbono, fibra, proteínas, potasio, zinc, fósforo, calcio, selenio y vitamina C, por lo cual es una fruta muy completa. También es rico en betacarotenos con acción antioxidante, previniendo el envejecimiento celular y protegiendo el organismo de los radicales libres.