Consejos Terapéuticos

Sopas de invierno

bean soup

El intenso frío del invierno aún nos azota y ¡como!. Una de las muchas formas de combatirlo es a través de una alimentación adecuada, que no sólo debe cumplir con el requisito de ser un “plato caliente”. Además, y muy especialmente, debe ser una propuesta sana que aporte calorías en su justa medida y energía suficiente para que el organismo consiga transitar el rigor del invierno.

Está claro que compartir unas cuantas recetas, sería el cometido de nuestro blogrecetas más que de nuestro espacio; lo que voy a compartir desde aquí son algunas líneas generales y consejos que te ayuden a decidir.

Ventajas de optar por sopas

Un plato bien caliente de sopa es la comida la máxima comodidad durante los meses de invierno. La sopa no tiene por qué ser exótica, con muchos ingredientes o muy compleja para ser rica y no necesariamente debería ser  cremosa para ser “perfecta”. La mayoría de las saludables recetas de sopa para invierno (incluyendo recetas de sopa de verduras, sopa de pollo y recetas de sopa más fáciles)  son más saludables que muchos otros platos que podrían hacerse con los mismos ingredientes.

Por otra parte, al igual que sucede cuando planteábamos la cuestión sobre optar por zumos o por frutas frescas, el organismo recibe y procesa mejor los nutrientes cuando los consumimos de esta forma siempre que no desechemos el caldo de cocción.

Algunas opciones recomendables

Por ejemplo una de mis opciones favoritas es hacer una sopa que combine ingredientes sabrosos y siempre bienvenidos en invierno, tales como: carne de cerdo magra, judías blancas y toques de paprika.

Otra es las sopas hechas con patatas hervidas, un toque de nues moscada y puerros saltados en mantequilla. Todo licuado hasta que quede una textura cremosa… Mmmm ¿puedes saborearla ya?

Por último: la misma propuesta anterior, pero sustituyendo las patatas por remolachas. Más color, más sabor y más alimento sano. ¿Qué me cuentas? Créeme que la satisfacción de mi familia cada vez que sirvo un plato de estos en nuestra mesa, me hace disfrutar al máximo aquello de dar mucho gastando poco.