Consejos Terapéuticos

Sumar calcio para tener huesos fuertes

3d man showing a white bone

Las virtudes de una dieta rica en calcio, son tantas que es difícil priorizar o sintetizar sus beneficios. Pero sin duda, si tenemos que elegir uno sólo, es un hecho que añadir calcio, es sumar un elemento esencial para la salud ósea durante toda la vida, tanto en hombres y mujeres, así como para muchas otras funciones importantes.

Un nutriente esencial

El calcio  es uno de los nutrientes esenciales que tu cuerpo necesita para mantenerse fuerte y saludable. Tus huesos se beneficiarán si eres cuidadoso y tratas de comer siempre por lo menos una porción de alimentos ricos en calcio (asegurando la reposición de las reservas de calcio de tu cuerpo)  y  consumes tu dosis diaria de magnesio y vitaminas D y K (nutrientes complementarios al calcio que ayudan a hacer bien “su” trabajo).

¿Cuánto consumir?

Los niveles recomendados de calcio son de 1000 mg por día y 1200 mg si tienes más de 50 años de edad. Conversa con tu médico y considera la posibilidad de tomar un suplemento de vitamina D y calcio si no consigues obtener suficiente de estos nutrientes en tu dieta.

Fuentes ricas en calcio

Productos lácteos; los lácteos son ricos en calcio en una forma que es fácilmente digerida y absorbida por el cuerpo. Las fuentes incluyen leche, yogur y queso.

Hortalizas y verduras; muchos vegetales, especialmente los verdes frondosos, son fuentes ricas en calcio. Considera algunos no tan tradicionales como las hojas de nabo, hojas de mostaza, col rizada, lechuga romana, apio, brócoli, hinojo, col, calabaza, coles de Bruselas, espárragos y setas entre otros.