Consejos Terapéuticos

Tengo colesterol

Cholesterol Dangerous Level Measuring Risk Heart Disease Stroke

La noticia nos ha sido dada y tratamos de asumirla: tengo colesterol alto. La pregunta es… ¿entonces qué? El colesterol alto no suele causar síntomas molestos en lo inmediato, por lo que puede ser tentador para nosotros ignorarlo…, pero créeme que es una muy mala idea permanecer indiferente.

¿En qué incide la alimentación?

Ni más ni menos es la primera línea de batalla contra este fantasma. Lo cierto es que los niveles altos de colesterol en la sangre pueden conducir a consecuencias tan severas como un ataque al corazón, derrame cerebral, obstrucción de los vasos sanguíneos en las piernas y los riñones, e incluso puede contribuir a la demencia. Afortunadamente, la dieta correcta, el ejercicio y los medicamentos ayudan a reducir los niveles de colesterol y a reducir el riesgo de otros problemas de salud graves.

El colesterol y las enfermedades cardíacas

Todo tipo de estudios han demostrado que las personas con colesterol alto tienen un riesgo mucho mayor de desarrollar enfermedad cardíaca que las personas con niveles normales de colesterol. Por ejemplo, un nivel de colesterol de 250 duplica las posibilidades de desarrollar enfermedad coronaria, mientras que un nivel de 300 aumenta el riesgo por cinco. Además, las personas con colesterol alto – con o sin enfermedad coronaria – son hasta 4,5 veces más propensos a morir por enfermedad cardíaca que aquellos que tienen un nivel de colesterol por debajo de 200.

¿Cómo es el colesterol?

El colesterol es una sustancia pegajosa, cerosa, que circula en la sangre. En realidad hablamos básicamente de dos tipos diferentes de colesterol. El “colesterol malo” o LDL, aumenta el riesgo de enfermedades del corazón y  es el objetivo cuando hablamos de reducir el colesterol. El “colesterol bueno” o HDL, es el tipo que realmente ayuda a proteger contra las enfermedades del corazón. Los altos niveles de “colesterol bueno” son beneficiosos.

El colesterol “malo” tiende a pegarse a las paredes de los vasos sanguíneos para formar placas que impiden el flujo de sangre normal. Las placas también se pueden romper de vasos sanguíneos más grandes y viajan a través del torrente sanguíneo hasta que puedan bloquear completamente un vaso más pequeño, lo que puede causar un ataque cardíaco.

¿Hay medicamentos?

Afortunadamente sí: los medicamentos reductores del colesterol tales como estatinas pueden reducir drásticamente la posibilidad de enfermedades del corazón. En todos los casos deben ser indicados por un médico .