Consejos Terapéuticos

Tipos de harina

Tipos de harina. ¿Existe más de un tipo de harina? Pues sí y piensa en esto: cuando acudes a la tienda (en especial si hablamos de grandes superficies) la oferta es muy variada… y a pesar de que a veces sólo distinguimos entre harina integral y harina de trigo, es posible llegar a partir de ésta última a una amplia variedad de productos finales. Te invito a aprender un poco más sobre la harina…

La mayoría de las harinas comienzan como granos de trigo, pero los productos terminados son muy variados. El procedimiento que usa para moler, procesar y envasar afectará a la estructura, textura, sabor y apariencia de tus productos finales horneados.

La clásica harina de trigo es la más común, como su nombre indica, es apropiada para pasteles, galletas, bizcochos y mucho más. La harina específica para pasteles tiene menos proteína que la harina para todo uso, por lo que produce productos excepcionalmente suaves, lo que comúnmente definimos como pasteles “aterciopelados”.

En el otro extremo del espectro está la harina de pan, que contiene la mayoría de las proteínas y los resultados se traducen en panes altos, masticables y tan ricos; en el caso de harina para todo uso, tortas, pan y otros productos finales  son refinados, es decir: el germen y salvado de trigo se ha eliminado.

¿Qué es la harina de trigo integral? Es aquella que contiene todas las partes del grano de trigo, es muy buena (aunque menos refinada) ya que da un rico sabor a nuez y proporciona una buena dosis de fibra y nutrientes. Te aliento a experimentar: comienza con una parte de harina de trigo y dos partes de integral hasta encontrar el equilibrio adecuado de sabor y textura.