Frutas

Todo sobre el limón

Todo sobre el limón. Una fruta versátil como pocas: buena para todo y para muchas cosas que van más allá de alimentarse, por ejemplo recetas caseras de belleza, de salud y de limpieza, que son increíblemente eficaces. Te invito a conocer mejor aún este verdadero milagro de la naturaleza…

Dentro de la gran variedad de frutas de la Naturaleza, el limón se destaca sobre las demás debido a todas sus propiedades y versatilidad. Sus usos no se limitan a los platos gastronómicos, sino que también es requerido en la medicina, limpieza, farmacia y perfumería. Su propiedad más conocida es su particular acidez, determinada por ácido cítrico, con un valor aproximado de pH de 2.1.

Se emplea en el universo de la gastronomía en diversas preparaciones como mayonesas, cremas, pasteles, galletas, salsas y helados. Su poco contenido de azúcar hace del limón un ingrediente apto para elaboraciones tanto dulces como saladas. Contiene minerales y gran cantidad de vitaminas, y su utilización medicinal se asocia por sus altos aportes de vitamina C. Es un fortalecedor de todo el sistema inmunitario, además de colaborar con la formación de colágenos y antioxidantes en el organismo. El limón es el indicado al momento de curar y prevenir resfriados, infecciones y gripes. A todo esto le podemos agregar las propiedades de ayuda en la absorción intestinal del hierro y excelente cicatrizador de heridas.

Por si todo esto fuera poco, el limón es utilizado con gran éxito en la limpieza por su buen desempeño. Dispone de la acidez necesaria para remover algunas suciedades y limpiar objetos metálicos y sobre todo de cobre. Del total de producción de limón en todo el mundo, solamente una parte es con destino al consumo humano como fruta, ya que la mayor parte es enviada para la elaboración de productos industriales. Algunos de los subproductos que se logran son: jugos, aceites especiales utilizados en farmacia y perfumería, limoneno que es un solvente usado en industrias, raciones para animales y alcoholes.

Todos los productos por más naturales que sean, pueden ocasionar algunos daños menores, y el limón no resulta la excepción. Un consumo demasiado extenso de manera cruda puede afectar el esmalte de los dientes y los derivados de los aceites esenciales contienen algunas sustancias que pueden ser tóxicas para determinadas personas.