Consejos Terapéuticos

Todo sobre la alergia a los frutos secos

Depositphotos_9791536_xs

Los frutos secos son muy nutritivos y sanos, pero al mismo tiempo son causa de alergia, sobre todo en los niños, aunque también en adultos. Hoy aprenderemos más sobre este tipo de alergia que es bastante frecuente.

Alergia a los frutos secos

La alergia a los frutos secos es una respuesta exagerada del cuerpo frente a las proteínas encontradas en los frutos secos. Tras el pescado y marisco, los frutos secos son los alimentos que más alergias alimentarias causan.

Si en una familia hay casos de alergia a los frutos secos tenemos que tener mucho cuidado. Se recomienda esperar hasta que el niño tenga 3 o 4 años para introducir los frutos secos en su dieta.

Cuando una persona tiene alergia a un alimento siempre que lo coma notará los síntomas de la alergia, que pueden ser muy graves. Además las personas alérgicas pueden presentar la reacción alérgica tras oler o rozar con la piel los frutos secos.

Dieta sin frutos secos

El mejor y único tratamiento es evitar consumir todos los alimentos o productos que contengan frutos secos.

La dieta debe excluir los frutos secos en sí y los productos que los llevan en su composición, por muy pequeña que sea la cantidad.

Es fundamental que leamos la lista de ingredientes de los productos para que no contengan cacahuetes, almendras, nueces, avellanas, pistachos, anacardos, pipas de girasol, piñones o castañas.

También los alérgicos deben evitar productos como mazapán, guirlache, turrón, algunos bombones y pastas y cremas que contengan frutos secos.

Otros productos que pueden contener frutos secos son los bizcochos, el pan de semillas, las galletas, la bollería y los cereales, aunque también pueden estar presentes en salsas procesadas, barritas energéticas y helados. Siempre tenemos que evitar tomar aceite de girasol o de avellanas.

Las personas alérgicas al pistacho y el anacardo deben excluir de su dieta el mango puesto que es de la familia Anacardiaceae.