Frutas

Tomates, fuente de vitaminas y salud

Tomate close up

Los tomates  son no sólo una de nuestras comidas favoritas,  sino también una de las más versátiles ya que los consumimos invierno y verano, crudos y cocidos, como parte de comidas calientes o de ensaladas y además –por si fuera poco- podemos conservarlos cuando abundan en temporada.

Fuente de salud

Pero eso no es realmente lo mejor: desde el punto de vista nutricional realmente uno se queda corto al señalar sintéticamente -por ejemplo-, que un tomate mediano contiene alrededor de 20 calorías, 1,5 g de fibra y 1,08 g de proteína.  Para empezar los tomates son una fuente confiable de vitaminas y minerales, destacándose especialmente su alto contenido en vitamina C y por ser  una buena fuente de vitamina A.

Aunque depende mucho del gusto del consumidor, en general se considera como “una porción” a unos 150 gr, que aportan unas 35 calorías,  1 gramo de proteína, 6 gramos de hidratos de carbono, apenas 1 gramo de grasa y uno de fibra y 360 miligramos de potasio entre otros componentes de menor incidencia.

Se considera que ello representa aproximada mente un  20% de vitamina A, el 2 % de hierro y el 10% de potasio, respecto al valor diario necesario recomendado.

Análisis cualitativo

Para ser bien claros, vale la pena expresar el aporte nutricional del tomate en estos términos:
Aporte de Vitaminas: vitamina A, vitamina B1,vitamina B2, B3,B5, B6, B9; vitamina C, vitamina E y vitamina K.
Aporte de minerales:  potasio, fósforo, magnesio, calcio, sodio, hierro, manganeso, cobre y zinc.