Trastorno Alimenticios

Cómo tratar un desorden de alimentación

Girl almost throwing up after eating an apple

Es un hecho reconocer que todo tipo de trastornos alimenticios afectan a muchas personas de todas las edades y a sus familias a lo largo y ancho del mundo. Más que preocuparnos, este tema siempre nos compromete. Así fue que hace pocos días abordamos el delicado tema de cómo conversar sobre los trastornos de alimentación, pero como ello no alcanza y es necesario hacer algo más que tratamientos caseros, hoy nos enfocamos en este último aspecto.

¿Hay muchas opciones?

Sin duda; son muchas las opciones de tratamiento para los trastornos de la alimentación. El enfoque correcto para cada individuo depende de sus síntomas específicos, problemas y fortalezas, así como de la severidad de la enfermedad. Para ser más eficaz, el tratamiento de un trastorno alimentario debe abordar tanto los aspectos físicos como los psicológicos del problema. El objetivo es tratar las necesidades médicas y nutricionales, fomentar una relación sana con la comida  y enseñar formas constructivas de lidiar con la vida y sus desafíos.

¿Cuáles son las claves?

A menudo, una combinación de la terapia, consejería nutricional  y grupos de apoyo es lo que funciona mejor. En algunos casos, el tratamiento residencial u hospitalización puede llegar a ser necesaria.

Me detengo en especial en el tema de la terapia, que se divide en dos grandes enfoques. Por una parte la terapia individual y de grupo puede ayudar al paciente a explorar los diferentes aspectos del trastorno de la alimentación, mejorar su autoestima y aprender formas sanas de responder al estrés y al dolor emocional.

Por otro lado y no menos importante, la terapia familiar es también eficaz para hacer frente al impacto que el trastorno de la alimentación tiene en definitiva, sobre toda la unidad familiar.

Hay más tratamientos a los que se puede recurrir, te invito a estar atento porque ampliaré al respecto en los próximos días.

  • Pingback: Apadrina un burro | Blog Mascotas