Consejos Terapéuticos

Trucos para planear almuerzos y cenas más saludables

Trucos para planear almuerzos y cenas más saludables. Convengamos es que se trata de todo un reto…, especialmente cuando preparamos almuerzos para nuestros hijos sabiendo que los consumirán fuera de nuestro hogar. Hay que hallar el equilibrio entre aquello que más les gusta (para asegurarnos que se alimentarán) y aquello que les hace bien.

Vamos a los consejos: tú verás cuál se adapta mejor a cada caso…

  • Coloca una caja de pasas en la mochila de tu hijo, será un “aperitivo” sano y rico.
  • Suma más ingredientes vegetales (como setas, pimientos y cebollas) y menos queso, cada vez que puedas, en su pizza.
  • Agrega un poco de frijoles cocidos a tu ensalada. O, si te gusta el sabor agridulce, agrega cubitos de manzanas, las peras picadas, o pasas.
  • Agrega brócoli, judías verdes, maíz, o guisantes en una cazuela o pasta.
  • Tener siempre a mano una sopa. Son ideales para cortar el frío del invierno y convenientemente preparadas no suman excesivas calorías. Recomiendo especialmente sopa de tomate o de verduras o mezclar un poco de sopa minestrone o chili vegetariano.
  • Cada vez que te sea posible, elige las sopas con menos sodio.
  • Agrega lechuga, tomate, cebolla y pepino a los sándwiches, ganarás en fibra, te saciarás mejor y apenas sumará calorías.
  • Ordena ensaladas, sopas de verduras o vegetales salteados en un restaurante, antes que cualquier otro plato. Irás saciandote de a poco.
  • Opta por frijoles, maíz en la mazorca, o una ensalada baja en calorías, con aderezo de ensalada en lugar de patatas fritas.
  • Trate de comer por lo menos 2 veces por semana un plato con pescado, arroz y judías verdes.
  • Contar con conservas de frutas, secos y congelados de verduras también son buenas opciones. Busque cuidadosamente fruta sin azúcar añadido o jarabes y verduras sin sal, mantequilla o salsas de crema.