Consejos Terapéuticos

Una alimentación acorde con nuestra actividad física

suplementos nutricionales

Para moldear nuestro cuerpo es importante tanto reducir el porcentaje de grasa como aumentar la musculatura. En el primer caso, es necesario, por un lado, reducir las calorías ingeridas y, por el otro lado, aumentar la actividad física para aumentar las calorías quemadas, de modo que obtengamos un balance negativo de calorías, que es lo que nos llevará a perder peso.

Existen algunos alimentos que nos pueden ayudar a reducir calorías, por su aporte calórico bajo. Uno de los más eficaces es la fruta, ya que su alto contenido en agua hace que produzca sensación de saciedad pero sin aportar demasiadas calorías. Las más destacables son la sandía y el melón, la pera, la manzana y el pomelo. Son eficaces para adelgazar sobre todo si se comen entre comidas. También hay que optar por comer verduras y cereales integrales o quinoa, que contienen menos carbohidratos y más fibra.

Por otro lado tenemos algunos alimentos que hacen aumentar el metabolismo, por lo que ayudan a quemar grasas. Es el caso de las algas, la canela y especias como la pimienta y el jengibre.

En esta misma línea, una opción es recurrir a suplementos que nos ayuden a reducir calorías, ya sea con productos que intervienen en el sistema nervioso central para hacer aumentar el metabolismo o bien con los que ayudan a quemar grasas a través de los ácidos grasos o fomentando la diuresis. Entre los primeros se encuentran por ejemplo los combinados de cafeína, té verde y mate. Entre los que, por el contrario, no alteran el sistema nervioso central hay por ejemplo los suplementos que bloquean el exceso de hidratos de carbono ingeridos dificultando que se conviertan en grasa.

Es importante también repartir de forma óptima los carbohidratos a lo largo del día, teniendo en cuenta en qué momentos necesitamos consumirlos dependiendo de cuándo realizamos actividad física. Por ejemplo, si hacemos ejercicio por la mañana, nuestro desayuno tendrá que incluir una buena cantidad de hidratos de carbono. Las proteínas, por su lado, tendrán que consumirse en pequeñas cantidades en cada comida para asegurar un flujo constante de aminoácidos.

Si vuestra actividad física es muy alta o lo que queréis únicamente es muscular, necesitáis un aporte considerable de calorías para tener la energía suficiente para poder llevar a cabo el ejercicio físico o entrenamiento. Los hidratos de carbono son imprescindibles para la práctica de deporte y ayudan a mejorar el rendimiento, ya que son la fuente primaria de energía. Por tanto, cuando se realice ejercicio físico intenso habrá que consumir alimentos con un índice glucémico alto: pasta, arroz, pan, patata o dulces.

  • rosa qizhhpi

    es un buen blog sigan asi