Lacteos

Ventajas de los lácteos bajos en grasa

Dairy product and milk still-life

Los productos lácteos son necesarios para el organismo porque nos aportan proteínas y minerales como el calcio, fundamental para los huesos. En el caso de los adultos es mejor tomar los lácteos desnatados porque presentan una serie de ventajas.

Los lácteos bajos en grasas son perfectos para controlar el nivel de colesterol y de grasa, que afectan de forma negativa al corazón y contribuyen además al aumento de peso. Por lo tanto son una opción perfecta para las personas con problemas de colesterol o para quienes padezcan enfermedades cardiovasculares y diabetes puesto que no deben consumir grasas saturadas.

Los lácteos desnatados están indicados para las personas que cuidan su peso o hacen dieta porque necesitan adelgazar. En los mayores también es aconsejable el consumo de lácteos desnatados porque no necesitan la grasa de la leche.

Beneficios

Los lácteos sin grasa pueden resultar muy nutritivos al tiempo que en muchos aspectos son más saludables. Hay que señalar que la leche desnatada tiene unas 32 calorías por 100 ml, mientras la leche entera el doble.

La leche normal es rica en grasa, proteínas, calcio y vitaminas. Los derivados y productos lácteos bajos en grasa se obtienen sobre todo a partir de leche parcial o totalmente desnatada o descremada, a los que a veces se les puede añadir otros ingredientes.

Cuando se comparan los lácteos enteros y los desnatados las propiedades nutritivas son muy similares. La única diferencia es que nos aportan menos calorías y menos grasa. Sin embargo también nos aportan menos vitaminas A y D, ya que son liposolubles y se reducen al eliminar la grasa, por lo que en muchos casos se les añade estas vitaminas después para que sean igual de nutritivos.

En cuanto al calcio, los desnatados contienen la misma cantidad de este mineral, así como vitaminas del grupo B.