Verduras

Verduras:Las espinacas y el tomate

verduras-las-espinacas-y-el-tomate.thumbnail

Proseguimos con el comentario de las diversas verduras que suelen poblar nuestras recetas a lo largo del año. Ahora que se avecina el otoño es interesante retomar su ingesta para una mayor salud antes del que el frío invierno nos visite.

Las espinacas son una fuente importante de vitaminas E, A, C, B6 y B2. En minerales es de los vegetales más ricos que existen, contienen hierro, calcio, fósforo, magnesio, potasio, Sodio. También nos ofrecen grandes dosis de ácido fólico.

Proteínas, hidratos de carbono y fibra son otros de los elementos más interesantes que nos aporta esta verdura. Está indicado su uso para combatir la artritis, los cálculos en el riñón, la gota  y la anemia (sobre todo por su aporte de hierro). También ayuda a disminuir los niveles de colesterol.

La vitamina E la convierte en uno de los más potentes anticancerígenos. Mejora igualmente, ojos, piel, huesos y estado físico en general. Combate la hipertensión. Es una verdura que nunca debería faltar al menos 3 veces a la semana en nuestra dieta.

El tomate es otra de las verduras reina de nuestra cocina. A su valor hidratante y diurético se le une la fuerza de sus vitaminas, C y A. Vitaminas grupos B, PP y K. En cuanto a los minerale destacamos el Fósforo, hierro, calcio, magnesio, manganeso, zinc, cobre, potasio y sodio.

Se muestra como un potente anticancerígeno. Fortalece el sistema inmunológico, la vista, actúa como antinflamatorio y cicatrizante (al usarlo sobre las heridas o quemaduras), favorece el crecimiento, el sistema nervioso y el muscular. Y además es afrodisíaco al ayudar al hombre a tener más cantidad de «semillas». ¿Qué más se puede pedir?

 

  • Pingback: Receta de Canelones de Espinacas Bajo en Calorías | Blog Recetas

  • Pingback: Receta de Ensalada de Espinacas con Queso y Peras - Recetas de cocina