Consejos Terapéuticos

Vitaminas hidrosolubles y buena salud

Vitaminas hidrosolubles y buena salud

Si recién tomas contacto con este tema y te estás preguntando qué son las vitaminas hidrosolubles, comienzo por decirte que reciben ese nombre aquellas vitaminas que tienen la capacidad de “amalgamarse” con los líquidos de nuestro cuerpo. En especial, vale destacar su capacidad para ser absorbidas directamente en el torrente sanguíneo, lo que trae como consecuencia que cuando los alimentos son digeridos, tienen la posibilidad de incorporarse por completo a nuestro organismo.

¿Cuáles son las más importantes?

Sin duda las protagonistas son dos: las vitaminas del grupo B (habitualmente llamadas “complejo B” a nivel farmacéutico incluso) y la vitamina C. Cobran importancia vital ya que sin ellas sería imposible la liberación de energía que se encuentra latente en los alimentos que ingerimos diariamente. En invierno, esto cobra una magnitud notoria: además de ir preparando la casa para el frío, es importante preparar tu organismo para el mismo fin.

¿Cuál es exactamente su rol en relación a la buena salud?

Reviste varios aspectos, a saber:

  • Liberación de energía. Varias vitaminas B son componentes clave de ciertas coenzimas (moléculas que las enzimas de ayuda) que ayudan a liberar energía de los alimentos.
  • Producir energía. Tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, biotina son los más destacables en el rol de la producción de energía.
  • Construir proteínas y células. Esto no es poco decir: las vitaminas B6, B12 y ácido fólico se encargan de metabolizar los aminoácidos (los bloques de construcción de las proteínas) y contribuyen a que las células se multipliquen.
  • Producción de colágeno. Uno de los muchos papeles desempeñados por la vitamina C es ayudar a producir colágeno, que repara las heridas a nivel cutáneo, fortalece las paredes de los vasos sanguíneos, y constituye una base para los dientes y los huesos.
  • Pingback: Los gatos para las personas ancianas | Blog Mascotas