Consejos Terapéuticos

Vitaminas liposolubles

Vitaminas liposolubles

Estamos dedicando en estos días abundante espacio a conocer mejor aquellos factores que contribuyen a evitar la incidencia de problemas nutricionales y sus temibles consecuencias, en ocasiones irreversibles. En especial en estos días nos hemos detenido en aprender más sobre las vitaminas, que se definen como nutrientes esenciales que el cuerpo necesita en pequeñas cantidades para diversas funciones en el cuerpo humano.

Las vitaminas se dividen en dos grupos: vitaminas hidrosolubles o solubles en agua-(complejo B y C) y las vitaminas liposolubles o solubles en grasa (A, D, E y K), a las que dedicamos el post de hoy.

¿Cuál es la diferencia?

A diferencia de las vitaminas solubles en agua que necesitan reemplazo regular en el cuerpo, las vitaminas liposolubles se almacenan en el hígado y tejidos adiposos y  se eliminan más lentamente que las vitaminas hidrosolubles.

Debido a que vitaminas solubles en grasa se almacenan durante largos períodos, por lo general, suponen un mayor riesgo de toxicidad en relación a sus “hermanas” vitaminas solubles en agua, cuando se consumen en exceso. Comer normal, siguiendo una dieta bien equilibrada, no dará lugar a ningún tipo de toxicidad en individuos sanos. Sin embargo, tomar suplementos vitamínicos que contienen grandes dosis de vitaminas A, D, E y K puede conducir a la toxicidad, especialmente cuando no son prescriptas por un médico. Recuerda que el cuerpo necesita sólo una pequeña cantidad de cualquier vitamina.

¿Existen consecuencias por su deficiencia?

Sí. Aunque las enfermedades causadas por la falta de vitaminas solubles en grasa son raras en general, los síntomas de deficiencia leve pueden desarrollarse sin la cantidad adecuada de vitaminas en la dieta. Además, algunos problemas de salud pueden disminuir la absorción de grasa, y a su vez, disminuir la absorción de las vitaminas A, D, E y K. Pequeñas cantidades de vitaminas A, D, E y K son necesarios para mantener una buena salud.

Los alimentos que contienen estas vitaminas no las perderán al ser cocinados; en los próximos días dedicaremos un post a conocer qué alimentos son buenos aportando este tipo de vitaminas.