Consejos Terapéuticos

Vitaminas que no existen

vitaminas-que-no-existen-272x300

En muchas ocasiones podemos escuchar, en los anuncios de televisión, que un nuevo medicamento tiene un tipo de vitamina desconocido para nosotros. Las coletillas del tipo: Rico en vitamina B15, fundamental para el funcionamiento del sistema digestivo, son la cantinela habitual de estos spots publicitarios.

Pero lo que el gran público no sabe es que la mayor parte de esas vitaminas no existen como tales. Por ejemplo, la vitamina B15 no es otra cosa que ácido pangámico totalmente inútil para nuestro organismo, incluso puede llegar a ser cancerígena.

La vitamina F es, en realidad, una combinación de dos ácidos el linoleico y el linolénico, estos compuestos son necesarios para el organismo pero no son vitaminas. La vitamina B17 es una de las más peligrosas que existen, es amigdalina y desprende cianuro en el estómago.

La taurina sólo es útil para los niños pequeños o los gatos pero no para los adultos ya que es una sustancia sin ningún efecto en el organismo. La lecitina se ha vendido como un potente quema grasas cuando, en realidad, es una grasa que aporta más calorías de lo que puede parecer.

Estos compuestos suelen aparecer en los componentes de la mayoría de los complementos vitamínicos, por eso, tened cuidado con lo que tomáis.