Verduras

Ya estamos en época de setas

mushroom picking

Las setas viven su mejor época en otoño, por lo que ahora es el momento perfecto para comerlas y disfrutar de todo su sabor y de sus nutrientes beneficiosos. Veamos cómo comerlas y sus propiedades.

En el mercado encontramos una gran variedad de setas que nos permiten consumirlas solas, revueltas con huevo, en tortilla, en ensalada, como guarnición de carnes y pescados, mezcladas con pasta y arroz, como relleno de croquetas, lasaña y canelones, etc.

Propiedades de las setas

Las setas apenas nos aportan calorías, por cada cien gramos sólo tienen unas veinte calorías debido a su elevado contenido en agua. Las setas por tanto están indicadas cuando tenemos  problemas de peso y seguimos una dieta, ya que pueden ser la guarnición perfecta de muchos platos, siempre y cuando las tomemos a la plancha o con muy poco aceite.

Las setas tienen muchas propiedades. Entre los minerales destaca su contenido en yodo, potasio y fósforo. El yodo es fundamental para el crecimiento y para el correcto funcionamiento del tiroides, el cual regula el metabolismo. El potasio por su parte ayuda a mantener el nivel adecuado de agua en las células, mientras que el fósforo es fundamental para los huesos, por lo que se recomienda su consumo en niños y embarazadas.

Además las setas contienen vitaminas del grupo B como la riboflavina y la niacina, muy importantes para el organismo.

Compra

Una de las setas más consumida es la de cardo, muy sabrosa. Los robellones también son un tipo de seta deliciosa que se encuentra en  los mercados. La trufa, muy apreciada y bastante cara, tiene un gran valor gastronómico en todo el mundo.

Debemos comprar las setas siempre en fruterías y supermercados para evitar intoxicaciones, a menos que seamos unos expertos y las podamos coger del campo con total seguridad.

En cuanto a las precauciones, sólo las personas con problemas de ácido úrico deben restringir su consumo, como quienes sufren gota.

  • Pingback: Otoño culinario en Soria