Lacteos

¿Yogur casero o yogur comercial?

yogur-casero-o-yogur-comercial.thumbnail

El yogur es  un producto de origen lácteo realizado a través de la fermentación de bacterias de la leche que aportan beneficios a nuestro organismo.  Su particular sabor, un poco ácido, se debe a la fermentación de la lactosa en el ácido láctico.

Si bien generalmente se utiliza leche de vaca para prepararlo este puede ser realizado incluso con leche de soja, aunque confieso que no lo he probado asumo que su sabor no debe variar demasiado.

Últimamente he intentado comprar en el supermercado algún yogur que no tenga sabor a conservantes o que no traiga una capa de gelatina sin sabor encima, pero esto ha resultado una misión imposible por lo cual he decidido rescatar del olvido una antigua yogurtera para poder disfrutar de un producto saludable sin aditamentos artificiales.

Así fue como comencé a buscar en internet no sólo la receta, sino también si había alguna diferencia nutricional entre el yogur casero y el comercial. La respuesta fue simple la el principal beneficio de este alimento es su alto contenido de calcio.

Por ende, el yogur casero posee tanto calcio como el comercial, sumándole la ventaja de que no tiene ningún elemento artificial en su composición. Además suele ser mucho más económico que el comprado debido a que para elaborarlo sólo necesitamos: 1L de leche, 1 pote de yogur comercial o natural y dos cucharadas de leche en polvo.