Lacteos

Yogur vs. Kefir

Healthy drink

Estoy segura que te interesa, al igual que a mi, ampliar información acerca del Kefir, para definir si podría pasar a ser una de nuestras opciones habituales de dieta. Una pregunta que nos han acercado a través de comentarios, es el siguiente planteo: ¿es lo mismo el yogur que el kefir? ¿uno es mejor que otro?

Veamos qué tenemos para aprender acerca de este punto en particular.

Yogur vs Kefir

Una de las diferencias clave entre el yogur y el  kefir, proviene según el tipo de cultivo usado ​​para fermentar la leche. El yogur utiliza sólo las bacterias, principalmente especies de Lactobacillus, mientras que para alaborar el kefir se utilizan también levaduras, es decir que bacterias y levaduras trabajan en conjunto para obtener el producto final.

Aunque el yogur puede variar en textura, o sea podemos encontrar variedades que van desde un líquido espeso hasta una consistencia semi sólida ( algo así como consistencia gelatinosa), el  kefir es principalmente líquido.

¿Qué hay del sabor?

Este es un punto donde no podría aportar opiniones demasiado generales porque estamos hablando de una valoración fuertemente subjetiva por parte de cada consumidor. En palabras sencillas, te invito a que pruebes entre un grupo de tus personas amigas o conocidas (por ejemplo compañeros de trabajo) a hacer una pequeña encuesta sobre este punto.

Las respuestas vendrán a favor de uno y de otro producto casi por igual, aunque una variante de las mismas seguramente pasará por el lado de la enorme cantidad de yogur saborizado de que se dispone hoy en día. Serán muchas las personas que te dirán que nunca probaron un yogur en su estado natural, es decir sin adición de saborizantes o frutas.

Este grupo, sin duda alguna, no aportará a tu investigación. Créeme que estamos hablando de un gusto muy personal y seguramente las opiniones vertidas serán mitad y mitad.